miércoles, 8 de febrero de 2012

Los Relatos de La Furcha II

contador de visitas
Contador de visitas
Diseño Web Profesional
La Barraca de Quintanar

Es otoño, la estación de las setas. Macario y su nieto pasean por el camino de Las Madroñeras, portan en su cesta de enea, una pingüe pero exquisita cosecha de 2 boletus.
- Y dime Jairete, ¿ya has encontrado algún trabajo apañado?
- Bueno, he logrado un par de entrevistas, el lunes voy a Camuñas a...
- ¡Camuñas!, allí conocí a tu abuela.
- ¿De veras?, ¡Cuéntamelo!
- Si, si, pero vete con cuidado alma de Dios que ahí detrás te has dejado algo.

Macario, a sus casi 80 años está naturalmente, limitado en sus facultades físicas y sensoriales, pero su mujer, Vicenta, a la que conoció en Camuñas, protesta diciendo: "Este viejo cotral tiene achaques para lo que quiere, para echarme una mano en casa está muy mayor, pero para ir a ver al Teófilo de Dios no tiene penas, no". Jairo mueve con la vara de roble que porta, el pequeño montículo de hojas de castaño que le ha indicado su abuelo, y descubre admirado que la pequeña elevación se debía al crecimiento de un boleto - ¡Qué fino es! - piensa, mientras lo limpia con su navaja y se asegura de que no haya otro en las cercanías.

A unos 100 metros, el camino da una curva a la izquierda y pasa de la umbría a la solana, luego hay un estrecho puente medieval que cruza una garganta. Macario se viene relamiendo desde que bajaron del coche el objetivo de sacarle un cigarrillo a su nieto y fumárselo junto a él en este paraje idílico. - ¿Me darás un cigarrillo cuando lleguemos a la curva de "Los Minchones"?, quieres que te cuente lo guapísima que era la abuela, ¿verdad? -
- Ya sabes que no puedo - contesta, pero lo cierto es que sabe que se lo dará - si se entera mi madre nos prepara un 2 de mayo... ¡vaaale!, te daré un cigarro - dice imitando el trastabilleo de las erres de su madre - pero luego habrá que pensar en algo para tu aliento -
- Ya he pensado en eso - le contesta mirándole a los ojos, luego abre su gabán por la solapa para que Jairo pueda ver el bolsillo interior y con una sonrisa de pícaro le dice - Teófilo y yo hemos montado una pequeña destilería.

Los dos ríen, el abuelo se apoya en su bastón para gastar más energía en su carcajada, el nieto se muerde el labio inferior y deja escapar su risa únicamente por su enorme narizota oscilando su cabeza de lado a lado. - el aliento a tabaco lo quiere enmascarar con aguardiente – deduce Jairo.
Macario sabe que Jairo no le traicionará, es de todos su nietos, el más afín, ¡este es un golfante!, mucho más divertido que los hijos del Dr. Angustias o que los de Doña sabidillas que son más pánfilos que el Marqués del Real Acierto, que era ginecólogo.

El abuelo risueño se coge del brazo de su cómplice, reanudan su camino hacia el cigarrillo prometido y la historia de cómo conoció a Doña Vicenta comienza:
- Corría el año 36, en plena República, yo era el administrador de Venta Jovita, un fincón del Marqués de Alcolea que era un gilipollas de mucho cuidao, mira, ahí hay otro par de boletos. - Jairo toca la parte inferior de los sombreros para estimar su firmeza, uno de ellos está pasadillo por lo que no lo coge. A unos metros hay una preciosa amanita muscaria.

- ¡Qué bonita!, espera un momento que le saco una foto
- ¡El matamoscas!, todo un entretenimiento observar cómo caen las moscas que osan alimentarse de ella, paralizadas oiga.
Jairo encuadra, enfoca y dispara, mientras, con fingida ignorancia comenta - dicen que con estas te puedes pegar un buen viaje.
- ¡No tan bueno! y además provoca retortijones... ¿no es cierto?
- Si, algo he oído - sus miradas pecadoras de ceños fruncidos se cruzan y el aprendiz piensa: - ¡eres un figura! - Ríen.

- Volvamos a Camuñas, ¿no te parece?
- Si, si... estábamos en las Ventas de Retamosa.
- ¡Qué retamosa, ni retamosa!, ¡La Venta Jovita!
- Eso.
- Vale. Pues como administrador que era, recorría los pueblos de la zona negociando el precio de la uva, la aceituna... contratando jornaleros...
-Pero la abuela nunca trabajó en el campo, ¿verdad?, ella era maestra
- Si, en Quintanar, pero aquel verano y otros más, formaba parte de un teatro ambulante, “La Barraca de Quintanar de la Orden” y así fue como nos conocimos.
- Cómo, ¡La viste actuar y te quedaste prendao!
- Me los encontré en la carretera averiados y les remolqué hasta el pueblo. Como aquellos coches eran tan pesados, la soga se rompió 3 veces antes de llegar al taller de Marciano. Además es que la soga estaba hecha un asco, ellos tenían cuerdas mejores pero yo me quise hacer el chuleta: - No estropeen ustedes su cuerda que esta mía aguantará - les dije. Cada vez que se rompía le hacía un nudo llano y claro, quedaba más cortita, cuando llegamos al taller éramos un espectáculo.

- El taller de Marciano, ¡tú sí que eres un buen marciano Macareno!
- Vicenta estaba divertidísima, era la que mejor se lo pasaba y contagiaba con su risa a todos los demás. ¡Ya no hice más nada en todo el día!, me refiero al trabajo, pasé toda la tarde con la farándula aquella. Como su camión (bueno camión, era un Ford A como el que yo usaba pero de chasis más grande), era parte del escenario y el Marciano era un rato lento... llegaba la hora de la función y aún no estaba reparado. Así que los remolqué hasta la plaza mayor, hicimos la función, y después de vuelta al taller.
- Cómo, ¿Tú también actuaste o qué?
- No, no. Le ofrecí el coche del marqués a aquella guapísima muchacha, ella cogió el megáfono y le dimos unas cuantas vueltas al pueblo anunciando la función. - ¡Camuñeros, venid todos a disfrutar del teatro!... ¡Vengan niños, vengan hombres y mujeres de todas las edades!... ¡Ha llegado La Barraca a Camuñas!... ¡esta noche entremeses de D. Miguel de Cervantes, creador del Quijote!... Después, durante la función, estuve de ayudante: pasaba la gorra, organizaba al público, los críos sentaditos en el suelo a pie de escenario y las viejecitas con su propia silla justo detrás, les conseguí buenas viandas y mucho vino... ¡Que grandes personas eran!

- Genial... ¿y el patrón qué dijo de todo esto?
- Estaba de montería en Zamora, pero obviamente tardó poco en enterarse y casi me costó el empleo, ya te he dicho que era un imbécil, no me echó porque mi padre ya había sido administrador y porque yo era un digno heredero del puesto, lo cierto es que era muy hábil. Al cabo de unos meses, con la campaña de la aceituna en marcha y las siembras sin hacer, me despedí yo mismo y me fui a Quintanar a pedirle la mano a tu abuela. No me costó conseguir un empleo como gerente de una bodega.

- ¡Qué huevos tienes Macareno!
- Si - la voz de Macario se torna grave - esos huevos nos llevaron al exilio - calla y alza la cabeza y durante la pausa se escuchan dos pasos de bastón y la mano de Jairo acariciando su espalda - tuvimos suerte, mucha suerte cuando escapamos a Francia, muchos de nuestros amigos quedaron atrapados en aquella maldita guerra.

FIN
ORIGEN DE LAS FOTOS:
1.- AMANITA MUSCARIA:

2.- COMPAÑÍA DE TEATRO "LA BARRACA" DE GARCÍA LORCA:

viernes, 2 de diciembre de 2011

Cuando la Furcha se Aburre

Esta entradilla se la dedico a mi compañero de piso Fernando con quien he compartido buenas charlas sobre estos enredos aritméticos que procedo a escribir. Como tu ya te los sabes, me imagino que lo leerás a toda mecha... (a toda mecha, !cuánto hacía que no usaba esta expresión!... así que a ver si por lo menos te entretengo con la musiquilla que ponga. A ver, ¿que puedo poner para amenizar cuestiones numéricas?, pues mira, un poquito de Tubular Bells de Mike Oldfield igual le viene al pelo, es repetitivo pero no tan machacón como el Bolero de Rabel. Es altamente recomendable que pongan ustedes su equipo de música a toda pastilla... je, je, a toda pastilla.






¿Y por qué un rollo matemático para hoy? Es que no podía dormir, como siempre, y me puse a escribir mentalmente cantidades en distintas bases para ver si me aturdía un poco y lograba terminar el día, pero esta técnica no funciona sino que me mantiene despierto. Tanto es así que también la utilizo cuando viajo solo para mantener la atención al volante. No sé, quizás me puse a pensar en números no para agotar mis circuitos neuronales y rendir mi cerebro al sueño, sino más bien para no pensar en otras cosas más agobiantes.

Jugar con los números es muy entretenido. Por ejemplo puedes jugar con los dígitos del cuentakilómetros, seguro que a muchos de vosotros os encanta ver el instante en que este marca una cifra bonita. Yo hasta tenía una foto con el kilómetro 111111 y el velocímetro marcando 111 Km/h.

Los resultados de estos juegos son muy poco útiles pero dan cierta dosis de satisfacción. Un día llegué a la conclusión de que hay muchos más números posibles en un cuentakilómetros en los que se repita, al menos un dígito, que números formados por 6 dígitos distintos, esta es my fácil de intuir. ¿Cuátos hay de cada?

Bueno, en total hay un millón de números, ¿verdad?, desde el 000000 hasta el 999999, ambos incluidos. Para fabricar un número sin repetición puedes empezar por el que más rabia te dé de entre los 10 dígitos posibles, (por ejemplo el 0), para la siguiente posición contarás con nueve posibilidades, en la siguiente tendrás una posibilidad menos, o sea 8, luego 7, después 6 y finalmente para la última posición solo te quedarán 5 opciones. Luego en el cuentakilómetros hay exactamente 10x9x8x7x6x5 = 151.200 números posibles en los que no se repita ninguno de los dígitos que los forman. Y, por lo tanto, 1.000.000 - 151.200 = 848.800 en los que sí hay, al menos, una repetición.

Para lograr el primero de estos números hay que hacer 012345 Km y si los coches de ahora no vinieran con todas sus obsolescencias tecnológicas incorporadas, el último número antes de darle la vuelta al marcador sería el 987654. ¿Y cual es el tramo más largo de "números con repetición de dígitos", seguidos? ¡Pues este precisamente! Entre el 987655 y el 012344 vas a estar conduciendo durante 23690 Km en los que siempre habrá un número en el que se repita algún dígito en el cuentakilómetros. Si, pa la cosa de rizar el rizo, aplicamos la obsolescencia del producto, y pensamos que como mucho le vamos a hacer 210.000 Km al coche... Veamos que pasa: Lo propio es estudiar dos tramos distintos: entre el 000000 y el 199999 por un lao y el 200000 y el 210000 por el otro.
En el primer tramo para la primera posición (centenas de millar) sólo tendré 2 opciones la del 0 y el 1, y para las siguientes posiciones tendré 9,8,7,6 y 5 posibilidades. Luego habrá 2x9x8x7x6x5 = 30.240 posibles números de estos tan feos.
Para el siguiente tramo, me quedan 10.001 Km en estudio donde no podré usar el 2 porque ya lo he usado para las centenas de millar, en las decenas de millar tendré las opciones posibles del 0 y del 1 y luego tendré 8 opcines, 7, 6 y 5, es decir: 2x8x7x6x5 = 3.360. Sumando tramos, un coche de los de ahora enseñará a su dueño 33.600 números con todos sus dígitos distintos a su dueño.

Al final le terminas cogiendo manía a algunos números y te pasa como cuando vas andando por la calle y no quieres pisar raya... ¿Os acordáis de aquella fantástica película, "Mejor imposible"?, os pongo un enlace a mi zona youtube.


Pues eso, según como me pille, a veces tengo ganas de que lleguen los números con repetición que son como más asentaditos, más colegas entre sí, no así los otros, ¡alee, barrizal!, ¡cada uno a su bola!, ahí, ¡sin orden ni concierto! Son como las rayas del suelo... Según el día pueden parecérseme más, a señoras rayas de un paso de cebra, o bien, a vulgares e insignificantes juntas entre baldosas.

Otro día nos dio por decir que teníamos que comprar un décimo con el número CACA. Debía ser por esta época porque se trataba del sorteo de Navidad. No hubo manera, todos los posibles números CACA estaban agotados. Se conoce que hay mucha gente que no gusta de pisar raya o, en este caso, que enreda con la aritmética.

Gracias a los árabes, que inventaron el cero, utilizamos para expresar las cantidades, la base decimal y no un sistema gracioso pero dificultoso, como el que usaban los romanos. Siempre me he preguntado cómo demonios lograron la perfección de sus obras de ingeniería, haciendo cálculos con sus números. ¿Hacemos una cuenta cualquiera en números romanos?, venga.
XXXIV sillares de XX pulgadas de grosor van a formar un "tabique" de... DCLXXX pulgadas de alto. Yo he tenido que traducirlo primero.

Gracias al cero, nosotros formamos los números en base 10, o en cualquier otra. Por ejemplo, 39 añitos que tiene La Furcha se pueden expresar así:
En base 10: voy a necesitar dos golpes, en el primero llego a 30 y en el segundo pongo los 9 que me faltan: 30 + 9 = 39. Esto es aquello de las decenas y las unidades, lo que hacemos es buscar la potencia de 10 inmediata a aquella en la que te pasas. La potencia segunda de nuestra base (base 10), 10^2, ya se pasa, por lo tanto empezamos por la anterior 10^1 y elegimos el dígito inmediato a aquel con el que te pasas, (que sería el 4), entonces el 3. Luego descendemos a la siguiente potencia (10^0, que es igual a 1) y lo multiplicamos por lo que necesitamos que es el 9. Es decir, formamos el número tal que así, aunque no somos conscientes de ello, porque nos enseñaron lo de las decenas, centenas y etc: 30 = 3x10^1 + 9x10^0, o sea, 30 + 9.

Igual alguno de vosotros, como muchas sois de letras, no sabíais que cualquier número del mundo mundial, (excepto el cero) elevado a cero es igual a uno. Para comprobarlo podéis tirar de calculadora buena, buena hacer múltiples raíces cuadradas a cualquier número, "suscesivamente". Cuando hayáis hecho 7 raíces consecutivas de un número equivaldrá a elevarlo al número (1/128) que se acerca mucho a cero (más, menos 0.008) y ya habréis comprobado que el resultado se acerca muchísimo a 1. Ya de paso, decidle a la calculadora que os diga cuanto es ese número elevado a cero y veréis que os dice 1.

Con las demás bases se hace lo mismo. Veamos como queda la edad de La Furcha en base 2, que es la que se utiliza en computación: como 2^6 = 64, con la potencia 6 ya me pasé, luego voy a necesitar 6 golpes: 1 x2^5 + 0 x2^4 + 0 x2^3 + 1 x2^2 + 1 x2^1 + 1 x2^0, o sea que 39 en binario es el número 100111 (32+0+0+4+2+1).
En base 7, siguiendo el mismo proceso tendríamos: 54 (5 x 7^1 + 4 x7^0 = 35+4), La Furcha sigue teniendo una edad de 39 años, que expresados en base 7, serían 54.

Cuando se usan bases superiores a la decimal tenemos que tirar de letras. Por ejemplo, la base 16, que también usan los informáticos, no sé "pa qué", usa los números del 0 al 9 y las letras de la A (para el valor 10) a la F (para el valor 15). Ahora ya podéis vislumbrar que era eso de los números CACA, pues son números expresados en base 13 o superior:
Así pues, CACA en base 13 es: 12 x 13^3 + 10 x 13^2 + 12 x 13^1 + 10 x 13^0 (26.364 + 1690 + 156 + 10) = 28.220
En base 14: 12 x 14^3 + 10 x 14^2 + 12 x 14^1 + 10 x 14^0 (32.928 + 1.960 + 168 + 10) = 35.066

En base 15: 12 x 15^3 + 10 x 15^2 + 12 x 15^1 + 10 x 15^0 (40.500 + 1.690 + 156 + 10) = 42.940

En base 16: 12 x 16^3 + 10 x 16^2 + 12 x 16^1 + 10 x 16^0 (49.152 + 2.560 + 192 + 10) = 51.914

En base 17: 12 x 17^3 + 10 x 17^2 + 12 x 17^1 + 10 x 17^0 (58.956 + 2.890 + 204 + 10) = 62.060

En base 18: 12 x 18^3 + 10 x 18^2 + 12 x 18^1 + 10 x 18^0 (69.984 + 3.240 + 216 + 10) = 73.450

En base 19: 12 x 19^3 + 10 x 19^2 + 12 x 19^1 + 10 x 19^0 (82.308 + 3.610 + 228 + 10) = 86.156

Bueno, pues todos estos números de lotería estaban agotados por estas fechas el año pasado. Los números CACA.

Al final no sé a qué números jugamos que nos tocó algo, un par de terminaciones o así y reinvertimos parte de ello en lotería del niño que volvimos a recuperar... y entonces fue cuando hicimos aquella maravillosa quiniela, que si llegamos a acertar, hubieramos copado 31 de los acertantes de esa jornada, porque hubo una columna que repetimos esas veces (1F en base hexadecimal), pero bueno, esa ya es otra historia.

Fernan, recibe un fuerte abrazo de tu compi.

martes, 22 de noviembre de 2011

Los Relatos de La Furcha


Os presento un relato que he escrito hace algún tiempo para un concurso que se celebra en la Escuela de Idiomas al que han puesto por título "Encuentros". No lo presento porque es mucho más extenso de lo que permiten las bases del concurso. Claro, esto igual no me habría pasao si me hubiera leído las bases del concurso. Para que entrara en cintura, tenía que reducirlo a la mitad y eso me daba mucha pena, así que decidí escribir otro que imagino que no puedo publicar hasta que no se falle el concurso.

Algunos de vosotros se viene quejando de que me enrollo mucho, que los post que pongo son muy largos. Bueno, pues esta va a ser mi plusmarca por el momento, por lo que espero que le echéis un poco de paciencia. Había pensado en cortarlo en dos o tres trozos y publicarlos cada 3 o 4 días, pero al final he decidido cascarlo íntegro.

Espero que os guste a todos, recibid un caluroso abrazo mis pacientes lectores.




El Apeadero de Aguas Libres



Han sido dos estupendos días de acampada con sus amigos, Manuel regresa el primero porque tiene un compromiso con la televisión, ha decidido presentarse a un casting para un concurso. Como de costumbre, atrocha por un barranco para alcanzar la furgoneta. Apenas iniciado el descenso, las piedras sueltas resbalan bajo sus pies. Con habilidad propia de otros tiempos y la sensación de haber bajado flotando, sale indemne de la pendiente.

María dormita en un tren hacia Lisboa, va a dar una conferencia sobre la Revolución de los Claveles, medio en duermevela escucha a Leonard Cohen a través de los auriculares, conectados al móvil. Sonríe recordando una frase de su locutor radiofónico preferido: “Leonard Cohen es el depresivo no químico más potente”.

Despierta de repente entre dos jóvenes muy guapos que ríen animosamente. Está aturdida. Le explican que se ha abalanzado sobre ellos, que ha llegado hasta ellos dando tumbos desde su asiento, algunas filas por delante y que han logrado frenarla antes de que golpeara la puerta del vagón, contigua a sus asientos. El móvil se le ha caído y ha quedado inservible.

María se ruboriza y pide disculpas, uno de los chicos, de rasgos orientales intenta tranquilizarla diciéndole que jamás se había abalanzado sobre él una chica tan guapa, sin que el haberlo hecho dormida pueda mermar de modo alguno la magnitud de la recién estrenada proeza. Risas. Las palabras del muchacho son como un bálsamo para María que ya no siente el calor en las mejillas. Aún un poco desorientada agradece el piropo con una sonrisa y comenta que es el primer episodio de sonambulismo de su vida.

El otro muchacho, de piel tostada y sonrisa perfecta dice:
- Vamos mujer, todo el mundo tiene alguna vez el impulso de abordar a dos guayabos. Nuevas risas de los tres durante un buen rato.
De pronto ella cae en la cuenta de que si llevaba mucho tiempo dormida quizás se haya pasado de estación. Pregunta inquieta si ya han llegado a Medina del Campo. El príncipe tuareg, con la expresión más amable que ella viera desde hacía mucho tiempo, comenta que ellos ya se subieron al tren en Arévalo, luego ya se había pasado cuando ellos se instalaron.
- ¡Mi madre! – dice María echando un vistazo al vagón, y percibiendo que los ocupantes no coinciden con las ruidosas familias que viajaban con ella desde Santander. El chico oriental le ofrece una solución.
- Estamos muy cerca de Aguas Libres, allí vive mi hermana y estará encantada de recibirte si le dices que vas de mi parte. Podrás pasar la noche en su casa y por la mañana buscaréis la forma de que recuperes tu camino.

En un principio María rechaza el ofrecimiento con un movimiento de cabeza continuo, pero no con palabras, emana de esos dos chicos una especie de sosiego, una corriente de paz, que la empuja a hacerle caso.
- No quiero ser una molestia para tu hermana…- dice María – pero el muchacho ya le tiende una tarjeta de visita donde ha escrito algo rápidamente.
- Toma, ve a esta dirección, mi hermana se llama Francisca, dile que el próximo sábado Rachid, que es este gamberro y yo, que me llamo Pionom – dice tendiéndole a la vez tarjeta y mano – iremos a comer ese lechazo tan rico, igual tienes suerte y te da un poco para cenar.

En su tarjeta, Pionom ha escrito: Pensión “Los Cerezos”. El muchacho se adelanta a su pregunta diciéndole que ya no funciona como pensión al haberse terminado las obras de una presa cercana, ahora la está transformando, ha comprado el solar de al lado y está creando un espacio de permacultura para escolares y agroturismo.
- Ah, permacultura, he oído algo sobre esto… muy interesante - comenta María.
Realiza un último intento, en vano, por hacer funcionar el móvil y regresa a su asiento en busca de la pequeña mochila. Su chaqueta vaquera cuelga por una manga del asiento frente al suyo y la mochila también está sobre otro respaldo. - ¡Caray! – se dice – ¿pero qué tipo de sueño he tenido?
Cuando termina de recogerlo todo, el tren ya está aminorando la marcha. María siente una sensación de presión en su pecho y estira su blusa como para comprobar, sin darle mayor importancia, que no hay nada. Regresa al lugar donde están los chicos para despedirse de ellos con un meso en sendas mejillas.
- Sois un par de caballeros muy amables, escribiré una postal desde Lisboa a la dirección de tu tarjeta Pionom, gracias por todo.

El tren la deja en un apeadero desierto con una tenue neblina. - Aguas Libres, no sabía que había un pueblo que se llamara así – piensa mientras ve cómo se aleja el tren, sin dejar de extrañarse de que un apeadero tan pequeño pudiera ser parada de un tren expreso. Ve una pista asfaltada, distinta de la que le han indicado seguir para llegar a la pensión. A unos 100 metros, donde la carretera se encuentra con otra de mayor entidad, hay un vehículo con las luces de avería encendidas. Sin saber muy bien por qué, quizá movida por su tendencia solidaria, María camina hacia el vehículo. A medida que se acerca va descubriendo forma y tamaño y comprueba que se trata de una vieja furgoneta Volkswagen con su rueda de repuesto apoyada en el parachoques delantero.
- ¡Qué bonitas son! – piensa y, luego percibe que hay un hombre agachado junto a la rueda trasera, pobre, estará reparando un pinchazo. Poco a poco le va llegando cada vez más nítidamente la música de Steve Ray Vaughan que sale de su interior, muhmm, ¡le gusta la buena música!


- - - - - - - - - - - -


Manuel alcanza su furgoneta, abre el maletero y deposita la mochila. Al hacerlo nota con sorpresa algunos nuevos desgarros: recuerda haber bajado de forma un tanto brusca pero no tan violentamente como para que la mochila quedara tan perjudicada. No es la primera vez que tiene que ponerle un par de parches. No le molesta, piensa que los parches le han venido dando solera a su vieja compañera de aventuras, como las muescas en el revólver de un sicario. Mientras pone en marcha el motor de “Manolita” también conocida entre los amigos como “La novia de Manuel”, sonríe y siente que el corazón se le encoge al recordar el día en que Isabelita le regaló la mochila, 15 años atrás, apenas unos meses antes de que un ictus se la llevara con tan sólo 25 años.

Como siempre, Manuel no ha emprendido la vuelta por la misma ruta del camino de ida, eso sería una pérdida de vivencias: adora perderse con “Manolita” y aunque a sus 37 años ya tiene algunos achaques, sigue disfrutando de las excursiones con sus averías, sus imprevistos y sus escaseces de combustible. Cuando ha alcanzado el alto que corona la sierra, se apea del vehículo y va hacia una peña para saborear la vista y la suavidad del viento que le mesa la oscura melena. Siente mucha paz y una punzada de melancolía al recordar aquella jornada de setas en la que saltaban contra el viento en la pronunciada pendiente de un cortafuegos y las ráfagas los mantenían unos instantes en suspensión, aquello era felicidad, era su alegoría particular de la libertad. ¡Cuánto quería a su mujer!, ¡Maldita sea la injusticia con la que se reparte la salud entre los seres humanos!

De regreso a la furgoneta, siente humedad en la nuca lo cual le extraña un poco pues no identifica la razón.
Lo único moderno instalado en “Manolita” es un equipo de música con su buen juego de bafles, posee una pantalla táctil donde es sencillo elegir música de todo tipo entre ficheros perfectamente organizados. Manuel escoge una de las muchas listas de reproducción elaboradas por él mismo, comienza a sonar “Take a Walk on the Wild Side” de Lou Reed y Manuel emprende el descenso del puerto, con la mente limpia y el cuerpo en forma. Es prodigioso cómo ha desaparecido la parestesia de su mano izquierda, - ya volverás maldita, no hay como unos baños en aguas cristalinas para mandarte a hacer puñetas.

Bajo la sierra se extiende la gran llanura de pastos que ha bautizado desde el alto del puerto como “El Serengueti”. Calcula que debe torcer hacia el este cuando tenga oportunidad, sin embargo la enorme recta que tiene por delante carece de cruces. Mira el cuentakilómetros y se ilusiona al ver que en unos 50, el marcador estará todo lleno de doses. Le encanta. Promete a Manolita que asistirá, en riguroso directo, al cambio entre el 221999 y el 222222. Luego mira el marcador del combustible y le sorprende ver que aún tiene dos tercios de depósito para gastar.

La puesta de sol se produce cuando Manuel aún no ha salido de la llanura por lo que decide parar a disfrutarla. Se detiene junto a la puerta de una finca adornado con dos enormes ruedas de tractor en sendos flancos, en la rueda de la izquierda puede leerse “La Pica” en la de la derecha, Manuel ya ha leído antes de verla “en Flandes” y cuando comprueba que lo que realmente pone es “de Flandes” le sale una de sus características risas de ojillos cerrados precedida por aguda inspiración de aire. Les debió de costar un huevo conseguir estos pastizales, esto se merece que nos fumemos un “cacharrino”.

Subido a la vaca de la furgoneta, sentado sobre un viejo cojín, Manuel termina de hacer un cigarro de marihuana que enciende mientras se pregunta dónde habrá ido a parar pues nunca había oído hablar de un predio con ese nombre. Trabaja como asesor en una oficina agraria y conoce muchas fincas, si no les hubiera dejado el mapa a los compañeros de acampada, podría averiguarlo y le pondría su particular “pica” para poder rememorar este buen rato en ocasiones futuras. El sol calienta sus pupilas, esa sí es una sensación, suele decir que nunca vestirá gafas de sol, son un artificio, un escondite, en fin, una pijada. El porro y el ocaso están calando hondo en Manuel que ahora está tumbado clavándose las barras metálicas de la vaca de su furgoneta, con el cojín doblado para mantener arduamente la cabeza lo más elevada posible y con las piernas colgando sobre el costado izquierdo de “Manolita”. ¡Caaaray, sí que es verdad que esta marihuana descongestiona las conexiones “Finura” – comenta Manuel en voz alta como si estuviera charlando con su compañero de acampadas, Jesús “El Fino”.

Cuando baja de su observatorio ya no queda ninguna reminiscencia del día, tiene el cuerpo entumecido y la piel de su cintura está fría: ha querido quedarse hasta que se vieran unas cuantas estrellas, lo cual no ha tardado en llegar en una atmósfera tan limpia. Al incorporarse ve tras de sí las únicas luces artificiales del entorno, debe de ser un pequeño pueblo, quizá a unos 40 Km. Decide que ese será su primer objetico concreto en el viaje de vuelta.

Kilómetros más tarde encuentra un cruce que seguramente le lleve hacia allí, sin embargo está a punto de pasarse de largo porque a escasos metros, detrás de una curva a la izquierda, el cuentakilómetros de “Manolita” está en lento pero seguro cambio hacia el “pleno en doses”. La oscuridad de una noche sin luna, el cansancio y el “cacharrino” que se fumó, hacen que necesite tomarse un café cuanto antes. Decide que cambiará la rueda trasera con la que acaba de pisar un pedrusco, no ha pinchado pero igual sí que se ha dañado un poco y el esfuerzo de cambiarla le quitará esta tontería que tiene encima.

Media hora más tarde Manuel está dando los últimos apretones a los tornillos de la rueda, entonces siente ganas de aliviar unos gases de sus tripas. Tiene un talento especial para lo que su mujer denominaba “súper metralletas”, así que se concentra en conseguir una nueva plusmarca en volumen, duración y ritmo. El resultado es notable y además, por increíble que puede parecer después de esta tarde noche de soledad, ha tenido una espectadora inesperada.

A María le da un ataque de risa que apenas puede esconder tapándose la boca. Manuel la oye, se gira e intenta disculparse entre carcajadas. Ella también quisiera disculparse, siente que tendría que haberse hecho notar, pero ¿en mitad de la nada?, ¡qué tontería!, ¡buen pedo, sí señor!. Las ideas se revuelven entre risas y aspavientos.
- Hola, me llamo María, me he quedado dormida en el tren y me he pasado de estación, al ver las luces de la furgoneta me pregunté si iría en dirección a Medina del Campo y podría viajar en ella.

Aún con problemas para retener el aliento necesario para una frase larga, Manuel responde a la voz juvenil que ha brotado de esa cara bonita. María descansa de la risotada con una mano apoyada en la cintura y la otra acariciándose el esternón. También su cuerpo es armonioso.
- Pues sí, yo puedo acercarla a Medina, me vendrá bien su compañía porque me estaba quedando dormido pero… ¿Sabe qué pasa?
- Oh, por favor, tutéame, creo que somos de la misma edad.
- No sé yo, si así fuera… estaría claro que te conservas mucho mejor que yo. Verás, la cosa es que no sé dónde estamos y no tengo mapa, pero opino que Medina debe de estar hacia el este, en la dirección que yo llevaba. Este pueblo, Aguas Libres, no lo había oído mentar nunca. Perdona que no te tienda la mano, María, espera que ponga la rueda en su sitio y si te apetece te invito a un café, quería haberlo tomado en algún bar pero no he visto ninguno abierto. Por cierto, me llamo Manuel.
- Muchas gracias. Encantada de acompañarte con ese café.

Después de colocar la rueda en el frontal de “Manolita”, los dos pasan a su interior a través de su puerta lateral corrediza. La parte trasera de la furgoneta es un pequeño refugio ambulante iluminado tenuemente por una lámpara china de papel, con una litera y una pequeña cocina de gas, separados ambos por una barra, debajo de la cual Manuel saca un taburete plegable que ofrece a María. Seguidamente se dispone a preparar el café.

- Yo tampoco conocía este lugar. Vengo de Santander.
- ¡Coño!, mi abuelo era de San Vicente de la Barquera.
- ¿Síii? Es un bonito pueblo… ¡Caray! Qué molinillo más chulo, no hay como el café recién molido – María aspira profundamente para que le llegue el aroma del café mientras echa una ojeada al interior de la furgoneta. – Esta furgoneta es una maravilla, siempre quise viajar en una de estas – le dice sinceramente a la ancha espalda de Manuel.
- Sí, es mi vieja amiga Manolita. Ya ves, yo Manuel y ella Manolita, infantil ¿no?

María sonríe y asiente con una ligera elevación de ceja, ahora que la música ha cesado, llega desde fuera el ruido de unos grillos.
- ¿Hacia dónde ibas?
- Tenía que haberme apeado en Medina del Campo para coger dentro de… - consulta su reloj – de dos horas, otro tren para Lisboa – y después de una pequeña pausa le cuenta cómo se ha despertado sobresaltada entre dos amables muchachos extranjeros.
- ¡Vaya! – Manuel vuelve a sentir esa sensación de humedad, se pasa su mano derecha sobre la nuca mientras con la izquierda levanta la tapa de la cafetera italiana para comprobar que el café ya comienza a subir. Con la sospecha de no tener leche en el frigorífico le pregunta a María cómo toma el café, y queda encantado de la vida, al oír que lo tomará sólo y sin azúcar. Se lo sirve sin atreverse a tomar asiento frente a ella por no abrumarla pues quedaría demasiado cerca de su bonito cuerpo. Así que permanece, en pie, apoyado contra el costado de la furgoneta. Saborea el primer sorbo.

- ¡Qué bueno está! Verás qué bien nos sienta, enseguida nos ponemos en camino y seguro que llegamos a tiempo para que cojas ese tren.
- ¡Oye. Qué majo eres! María lo dice convencida, ha notado cómo la miraba a pesar de que ha sido bastante discreto. Por su parte, Manuel no sale del todo mal parado del chequeo que a su vez le hace ella: tiene las manos aún un poco sucias después de un rápido lavado, pero se mueven con seguridad y un cuerpo estupendo, y eso que, debido a que toca el techo con la cabeza, mantiene una posición desgarbada. Entrañable, se le ve muy cómodo en la furgoneta más apañada que ha visto en su vida.

- Pero dime una cosa Manuel. ¿No tendrás que desviarte de tu camino, verdad? Me dieron referencias de una pensión en este pueble, yo… puedo pasar ahí la noche…
- No, no. Me viene bien pasar por Medina del Campo, me dirijo hacia Madrid, pasado mañana voy a un casting televisivo.
- ¿De veras?, ¿eres actor?
- ¡¡¡Qué va!!! Es para un concurso, ya sabes, este que presenta Eugenio Bravo.
- ¡Sí, claro!, ¡Llévate un millón!
Manuel ríe.

- No te preocupes, no tengo nada que hacer hasta entonces y me he empeñado en que logremos agarrar ese tren. De no haberme encontrado contigo seguramente hubiera parado en cualquier sitio a dormir.
María se dispone a enjuagar su taza, él ha salido de la furgoneta y ha encendido un cigarro.
- ¿Qué suerte haber dado contigo, Manuel, pero la gasolina la pago yo, ¿de acuerdo?

Manuel no habría querido permitirle a María que se molestara en recoger pero al verla tan resuelta le tiende su taza y saca un trapo limpio de un cajón de la barra para secarlas. Una vez que queda todo en su sitio se montan en la furgoneta y se disponen a partir.
Ya en marcha Manuel se llena de orgullo al ver que María muestra curiosidad por su equipo de música.

- ¿Qué quieres escuchar? Tengo de todo. Mira, es muy fácil – Manuel desvía ligeramente la vista de la carretera y le demuestra tocando con un resuelto dedo la pantalla táctil. Al ver pasar la inmensa cantidad de grupos de rock, folk, blues… la curiosidad de María aumenta. - ¡Es cierto: hay de todo! – piensa.
- ¡Déjame ver! – exclama y se dispone a poner realmente a prueba este práctico invento. Cuando encuentra lo que busca, siente que crece el buen rollo.
Empieza a sonar “Mr. Jones” de Tequila, Manuel mira a María entrecerrando los ojillos y apretando los labios hacia afuera en lo que ella interpreta como una notablemente buena elección. Se irán turnando en la elección de las canciones y transcurren muchos kilómetros cantando a voz en grito. Manuel entona bien y conoce muchas canciones pero cuando son en inglés, y más aún en francés, la mata de la risa. Sin embargo, el mejor de estos momentos musicales lo protagoniza María en solitario acompañando a Mariza en su “Menino do Bairro Negro”.
- Cantas como los ángeles chiquilla, dime qué dice este fado, el portugués tampoco lo domino – le dice con una pícara sonrisa.

María viaja con su cabeza apoyada contra su cazadora, convenientemente doblada para evitar el frío y la humedad de la ventanilla y amortiguar los baches de la carretera. Mientras le explica el significado del fado de Mariza, Manuel extiende su brazo derecho para alcanzar una manta que siempre lleva en una pequeña repisa sobre el asiento corrido y se la ofrece a María quien la agradece con otra de sus graciosas elevaciones de ceja. Después se hace un apacible silencio y Manuel selecciona una lista de las de “Música de Tranki”. Cuando María siente que se está quedando dormida, consciente de que siguen perdidos, pues los carteles de los pueblos que ven por la carretera no les ayudan, le comenta a Manuel que no pasa nada por no llegar al tren y que está segura de que él debe estar tan cansado como ella. Entonces le propone que busquen un lugar donde aparcar a “Manolita” y pasar la noche.
Manuel le responde que si las siguientes luces de allá abajo, que deben de estar a unos 20 Km, tampoco les sacan de dudas, le hará caso y buscará ese lugar de descanso. Sin embargo, después de un sinuoso tramo de curvas lentas, cuando se encuentran en mitad de una curva de 180 grados, los faros iluminan una enorme verja semiabierta a unos metros de la carretera, delante de lo que parece ser un convento abandonado. Manuel detiene la furgoneta.

- ¿Te has fijado? Este podría ser un buen lugar. ¿Quieres que echemos un vistazo?
- ¿Qué será? Parece un caserón de película de terror, estaba abierto ¿verdad?... ¡Venga! Echemos un vistazo… pero no entremos en el caserón ¿vale?, como mucho por la mañana cuando tengamos luz.
Manuel está de acuerdo, maniobra marcha atrás para después introducir el vehículo en el camino delante de la verja, a unos metros por si esta sólo puede abrirse hacia afuera, después se baja y la abre hacia dentro, la luz de la furgoneta ilumina una fuente delante de unas escaleras por las que se accede a la puerta principal de “Villa Tomasina”, esto es lo que dicen las letras de la verja de hierro forjado.
- ¡Caray, qué bonita debe de ser esta Villa Tomasina – comenta María cuando Manuel regresa a la furgoneta para introducirla en la misteriosa propiedad.
- Me ha parecido que al fondo de un camino que va por este lado – dice Manuel señalando el lado derecho – hay unos enormes árboles donde podemos aparcar, allí estaremos bien resguardados.

Manuel está excitado con la idea de explorar el lugar pero es consciente de que esto debe esperar a la mañana, no quisiera que ningún accidente estropeara un día tan especial. Cuando avanzan comprueban que efectivamente hay unos castaños que, a juzgar el retorcimiento de sus troncos, deben ser centenarios. Manuel permanece de pie junto a la furgoneta, le preocupa que se levante viento y que caiga una rama grande sobre Manolita. Entonces María lo llama desde más allá de los árboles y le dice que hay una marquesina que huele a galán de noche. Manuel dirige la furgoneta hacia allí, lugar que deciden definitivo.

Los dos están tan cansados como intrigados con el lugar, mientras organizan ambas camas de la litera comentan vivamente y lanzan distintas teorías sobre lo que se encontrarán al amanecer, desde que mucho antes les habrá despertado la guardia civil para echarles de allí, pasando por que serán presencia flotantes vestidas de blanco las que les castiguen por su atrevimiento, hasta el encuentro de tesoros y dineros en escondrijos secretos de la mansión.
- “Las diabólicas”
- “Psicosis”
- “El Balneario de Battle Creek”
- No, no, no, ya sé, la definitiva: “El Secreto de la Mansión”.

Como cena Manuel sólo puede aportar unas latas de sardinas y María un sándwich mixto, que les saben a gloria sentados en la puerta corredera de la furgoneta, mientras tanto disfrutan de la visión de unas luciérnagas.
- ¡Cuánto hacía que no veía luciérnagas! – dice María.
- ¡Es verdad! – y ya está yendo a por una para enseñársela de cerca. Mientras ella observa el pequeño insecto luminiscente Manuel prepara un cigarro de marihuana, se lo pasa a María para que lo encienda y se va hacia la verja para cerrarla. Cuando vuelve, ella ha servido dos vasos con el whisky que antes había visto junto a las sardinas. No llegarán a terminarse la segunda copa porque ambos habrán quedado dormidos, ella en la litera de abajo y él en la de arriba.

El estado de relajación en el que el sueño abraza a María es absoluto. Manuel se asoma desde su litera para comprobar que ella está dormida, apoyada en el córner de la litera, con la cabeza vencida hacia delante, el vaso terminará derramándosele encima. Manuel baja de su litera, retira el vaso de su mano y con mucho cuidado, metiendo un brazo bajo sus nalgas y el otro detrás de su cuello y hasta su hombro izquierdo, coloca su liviano cuerpo en el hueco que ha hecho previamente al apartar la manta y acto seguido la arropa. Ella, sin llegar a despertarse del todo se escurre hacia adentro y se acurruca como un bebé con un ligero gemido. Manuel apaga la luz y sube a su litera disfrutando por adelantado del descanso que va a llegar en breve.

María sueña que está flotando en algún lugar cálido y suave, se oyen voces tamizadas de ánimo y siente que la aprisionan y empujan a través de unas paredes que se estrechan cada vez más. De repente le entra pánico y siente que debe alcanzar el final de aquel canal lo antes posible, echa de menos a Manuel y su instinto le dice que allí se encontrará con él. Después de unos minutos de intensa lucha, las voces de ánimo suenan como gritos espantosos y pasa violentamente de una tenue luz a otra cegadora, de tener la cabeza dolorosamente comprimida a sentirla totalmente libre y pesada, en un aire helado comparado con la calidez anterior. Quiere gritar pero no puede, finalmente lo consigue, entonces una voz de mujer dice: "¡es una niña y tiene muy buenos pulmones!"

Se siente minúscula y aterrorizada pasando de las manos de la matrona a la de la enfermera que la deposita en una mesa desde la que ve a Manuel, es él, su mirada se lo dice, es un bebé rollizo y hermoso que la mira con unos enormes ojos que casi no caben en su rosada carita. Manuel está contento de verla, quisiera alcanzar la manita de su hermana melliza pero aún no coordina sus movimientos, ahora que ya no llora quizá consiga atrapar su atención y contarle el miedo que ha pasado esperándola, quiere decirle que se siente muy feliz al verla tan fuerte, que la quiere mucho, pero no es capaz sino de emitir una especie de arrullo.



FIN

miércoles, 12 de octubre de 2011

Las críticas de cine de La Furcheta







Anoche estuve viendo una peli de asesinos en masa en la que trabaja, como dice mi madre, una de mis actrices preferidas, Juliette Lewis, acompañada por Woody Harrelson, a quien también me gustar ver trabajar. Seguro que la mayoría de vosotros ya sabéis de qué película se trata, toda vez que al apareceer Woody ya no se trata de "Kalifornia" de Dominic Sena. Para los que aún no caen, en cuanto les digamos que el director de la pinícula es Oliver Stone, ya no se les escapa que se trata de "Natural Born Killers" que en Españññiiiaa recibió el título de "Asesinos Natos".




Está basada en las correrías que perpetraron dos personajes reales: Charles Starkweather y Caril Ann Fugate, y no es la única
película que aquel par de tórtolos ha inspirado, posiblemente la mencionada "Kalifornia" se haya inspirado en esta pareja aunque de lejos. En 1973 Terrence Malick, el director de la fantástica "La Delgada Línea Roja", (una película pacifista, si bien es del género bélico), dirigió "Badlands" o "Malas Tierras" que es la peli que he visto esta tarde, pues me fui a la piltra bien golpeado por el fenómeno y hoy quería ahondar un poquillo en él y de paso poneros estas líneas. También debo confesar que me había calentado ligeramente pues habían estado en casa mis cuñados tomando unas copillas, Está clarísimo que a mí el whisky me pone creativo.

En mi opinión, a Oliver Stone se le va la mano con los efectos de cámara, con las mezclas de elementos, músicas, "dibujos animales", trucos de imagen, etc. Tanto que a menudo resulta un poco mareante. Leo en Internet que fue un proyecto que comenzaron Oliver Stone y Quentin Tarantino, y se conoce que a este último no le estaba gustando nada como venía quedando el guión, por lo que se retiró del proyecto y les pidió a los demás que no pusieran su nombre en los créditos. En estos, Tarantino aparece como "Historia de..." Probablemente me hubiera gustado más la peli si hubiera tenido más aportaciones de Tarantino.




Aún así, me gusta esta película. Igual pensáis que no soy muy difícil de contentar, pero creo que hay en la película cosas muy buenas. Tenemos a Robert Downey Junior y a Tommy Lee Jones que hacen unos personajes más repulsivos que los propios asesinos, están estupendos. Y es que esta es una de esas películas en las que te pones del lado del malo, ya que parecen ser más honestos que el resto de personajes. La película avanza, a menudo sin Norte, y te vas poniendo en el lugar de las bestias estas, pensando que aquella última víctima se lo estaba mereciendo.
Podéis leer críticas de esta película, os recomiendo la página
http://www.filmaffinity.com/es/reviews/1/558220.html




en las que se escribe que la película carece de argumentos, que transcurre sin ton ni son en una vorágine de violencia y tal y cual. Pero si leéis sobre los auténticos psicokillers, por ejemplo aquí
http://lacronicanegra.blogspot.com/2008/11/charlie-starkweather-un-asesino-sin.html
podéis ver que en la realidad de los personajes históricos no es que hubiera mucho Norte.




Y lo que a mi modo de ver es el mayor valor de la pinícula es su crítica social, sello de Stone, que expresa cuando nos pone a todos como fans de los personajes, alentadores de su violencia, nos pinta a todos como seguidores de emisiones televisivas impactantes que es lo que muchísimas veces vienen siendo los telediarios, los cuales consiguen mayores niveles de audiencia cuando no se limitan a informar sobre, por ejemplo, la cogida de tal torero, sino que ponen a cámara lenta y desde varios ángulos la entrada y la salida del asta del toro, con comentarios expertos del tipo: "en este momento el torero ya estaba muerto pues vemos que su cuerpo ya no ofrece reacción..."




¿Cómo somos tan bestias?. Esto es lo que nos pregunta Oliver Stone.
Comparto la opinión de Ramon80 en el enlace a Filmaffinity que os puse antes, cuando compara algunas críticas que se le hacen a esta peli con el culto que obtuvo Stanley Kubrick con "La Naranja Mecánica". Yo también opino que es esencial que este tipo de reflexiones se fomenten en las aulas, creo que nuestro hijos deben ver estas películas y comentarlas y creo, que no deberíamos ser tan sensibles a estas pelis y tan insensibles a los telediarios.




"Malas Tierras" me ha gustado más, y es que Malick me encanta, no sé como he podido tardar tanto tiempo en descubrir esta película. Bueno sí, está claro como he llegado hasta ella: había una película de la que se oyó hablar bastante en su momento, de un director de cine que no suele dejar mucho silencio detrás de su trabajo, me puse a verla, me enteré de que el guión estaba inspirado en una historia real, y en esas averiguaciones alguien dijo que no era la única peli basada en aquella historia. Me alegro de haber hecho esas pesquisas. A través de mi gusto por Malick era complicado que yo llegara a la peli porque no sabía que él era él, no identificaba su nombre con "The Thin Red Line", (La Delgada Línea Roja) una película que no me importa ver de vez en cuando, no recordaba el nombre del director ni aun habiendo visto la película 3 o 4 veces.




De todas maneras es que este hombre es extremadamente discreto y no se presta nada en absoluto a apariciones públicas, ni permite que se vulnere su intimidad en absoluto. Quizás por ser tan reservado y por no importarle demasiado el éxito, no llegara a obtener el óscar por "La Delgada Línea Roja", que tuvo otras 6 nominaciones más. Eso y que aquel año compitiera como mejor director con Steven Spielberg y su impresionante desembarco de Normandía. Las dos son películas sobre la 2ª Guerra Mundial, en una el escenario es Normandía y en la otra Guadalcanal, en el Pacífico.




Yo prefiero esta última, y me impresionó muchísimo "Salvar al Soldado Ryan", sobre todo eso, me impresionó, hay mucho realismo, mucha crudeza, es un alarde de efectos especiales, increíble. Malick se centra más en las sensaciones que sentían los soldados, te las hace llegar, hace que tenga mucha importancia el vuelo de una mariposa en la jungla de Guadalcanal, crea una atmósfera muy personal. De todas maneras este Malick ha hecho muy pocas pelis, hasta el momento 6 y otra más que está en los fogones (Voyage of Time), la última ya tengo ganas de verla, le han dado la Palma de Oro en Cannes, se titula "El Árbol de la Vida".




Badlands fue su primer largometraje, no tuvo apenas éxito en taquilla pero los críticos tomaron buena nota de él porque venía con un estilo preciosista muy especial. La protagonizan Martin Sheen y Sissy Spacek y lo hacen estupendamente, a mi me gusta más él, con su andares de piernas encorvadas e imitando a James Dean tal y como era y hacía el personaje real, Charles Starkweather. Pero Sissy está estupenda interpretando a la tontina de su amante de 15 años, o sea, quitándose 10 a su edad sin que se note nada.







En Badland también se trata el tema de la admiración que despiertan los asesinos, en este caso a través de la protagonista, de un grupo de soldados y de la policía. La realidad histórica fue más cercana a lo que vemos en "Asesinos Natos" ya que Charles Starkweather recibió en la cárcel a multitud de visitas de periodistas de la prensa chunga, esa que nos cuenta hasta el último detalle de los crímenes más execrables. Otro detalle "fascinante" de la historia real es que el día que ejecutaron a Charles en la silla eléctrica, la policía tuvo que emplearse con dureza para desalojar a los admiradores suyos, que se habían reunido a las puertas del penal y que habían puesto las radios de sus coches a todo volumen.




En "Malas Tierras", la historia se cuenta desde el punto de vista de Ann Fugate (Sissy Spacek) quien narra la historia, nos da la perspectiva de los asesinos igual que "Asesinos Natos" pero no se escuda detrás de la baja casta de los otros personajes, como es el caso del padre de ella en la versión de Oliver Stone, para que comprendamos la historia, para que tomemos parte por los malos. Para Terrence Malick la historia real de los asesinos no es lo esencial, al menos argumentalmente, él se centra en el ambiente, la crisis de valores, en el gusto por la Naturaleza que comparte con el fugitivo real. Eso hace que los asesinos de Oliver Stone sean más parecidos a los reales. La Caril Fugate de Malick es seguramente más próxima a lo que ella misma siempre defendió, a lo que en realidad, o por lo menos en lo que muchos pensamos que era realmente. Yo creo que el personaje interpretado por Juliette Lewis debe serle más fiel, aunque a ella le pese.




No creo que sea importante en la peli de Malick que tomemos parte por los fugitivos, se puede ver la película y desear que los trinquen por lo que han hecho. Si tomas esta aptitud en "Asesinos Natos", no vas a poder verla. Es una película agradable visualmente, tiene una fotografía bellísima. Cuando la veáis, si es que no la recordáis los que ya la visteis, comprenderéis lo que he disfrutado con las secuencias en las que los fugitivos viajan en un Cadillac a campo través levantando inmensas polvaredas.




¡¡Qué diferentes son las dos películas!!. Una es absolutamente explícita y la otra es sutil. Lo vemos en sus títulos, "Natural Born Killers" por un lado y "Badlands" por otro. Con el título, Malick ya nos va describiendo una Norteamérica en busca de sí misma en la década de los 50. Los Badlands son unas llanuras de Wyoming y se llaman así porque era allí donde se refugiaban los malos del Oeste, y donde también buscaron refugio estas dos perlitas.




Antes toqué el tema de la controversia
que genera la historia real de Caril Ann Fugate. Fue condenada a cadena perpetua pero dado su buen comportamiento en prisión y a la lucha por su inocencia, logró salir en 1976, tras 18 años encerrada. Todavía hoy la gente discute si fue tan culpable como Starkweather, aunque no apretara los gatillos, o si como ella siempre dijo, fue víctima del secuestro y los embaucos de su amado. En 1972 se realizó un documental titulado "Growing up in Prision" que ya estoy buscando por la red.




Sobre ellos se han escrito muchos libros y se han hecho más películas, si queréis saber más sobre ellos os recomiendo estos dos Blogs que son donde yo me he documentado, (además de wikipedia, claro):
http://lacronicanegra.blogspot.com/2008/11/charlie-starkweather-un-asesino-sin.html
http://escritoconsangre1.blogspot.com/2009/08/charles-starkweather-y-caril-fugate-por.html
La canción que os puse al inicio de este articulillo, de Bruce Springsteen, se titula "Nebraska" y parece ser que también está inspirada en la historia de Charles Starkweather y Caril Ann Fugate.




Bueno chicos, esto ha sido todo por hoy, espero haberos entretenido y si alguien ve estas pelis por mi culpa, espero que las disfrute. Hasta entonces, lleven se un abrazo mío.

miércoles, 28 de septiembre de 2011

La Furcha Jardinera

Hola. Mucho me temo que ahora ya no queráis leerme después de tanto tiempo callado, os pido disculpas, no tengo más excusas que el hecho de que este blogger es muy malo y cuesta mucho trabajo que te queden los post bien cuadraditos... (blogger, post... ¡qué pereza de lenguaje nuevo!).

Hoy os traigo un furcho - proyecto en el que pido encarecidamente que participéis con vuestras opiniones al menos los que sois hermanas y hermanos míos porque afecta al vergel de padre y madre. Y por supuesto que me gustaría que cualquier persona opine que pa eso está este Blosh.

Es un furcho - proyecto de jardinería doméstica, a home gardening furcho project, que me acabo de matricular en 2º de nivel intermedio de ingréh españó, españó ingréh.
El objetivo es pararle los pies (las raíces) al aligustre porque nos ha reventado el arriate estilo gaudí (algo pretenciosa viene La Furcha) en el que habita. Os pongo unas fotos para que veáis el destrozo los que no sois de casa.




Para que estas mismas personas se orienten, les digo que el lugar se encuentra en el Norte de la provincia de Cáceres, con clima Mediterráneo - Continental, con veranos fuertes y secos e inviernos no tan fuertes y bastante lluviosos aunque la precipitación se reparte más bien entre el otoño y la primavera, unos 600 - 700 mm de lluvia, con la primera helada a primeros de Noviembre y la última a mediados de abril si se trata de un año particularmente chungo.



El "arbolito", que puede medir unos 10 metros, apareció espontáneamente hará unos 20 años o más, con toda probabilidad traído por algún pájaro. Los pájaros sí pueden comer los frutitos del aligustre que de chequeninos usábamos para las cerbatanas, para las personas son tóxicas, no en vano, entre los nombres que recibe el aligustre están matahombres, además de alheña o malmadurillo. Le dejamos que habitara con nosotros y lo fuimos podando para que creciera en altura y así nos diera sombra y nos embelleciera la vista.
Esas misiones las ha cumplido estupéndamente pero el arriate ya no aguanta más, de hecho es posible que ya sea demasiado tarde, en la foto podéis ver, además de la mini ciénaga de Saramaga, nuestro galápago, el destrozo que ha hecho el señor aligustre.

Yo veo dos soluciones, una que me apetece mucho y otra que también me apetece, por lo "Furcho idiosincrática" que es, pero que me apetece menos. Vayamos con la opción uno:



Consiste en matar al aligustre mediante un anillado profundo en la base del tronco y lograr que sobre su esqueleto se enreden dos o mejor tres especies trepadoras. El anillado consiste en eliminar un anillo de corteza de algunos centímetros de grosor y de profundo en la base del tronco de modo que se interrumpe el flujo de savia a la raíz. Las especies enredaderas serían: Flor de la pasión (passiflora caerulea), de espectaculares flores azules, comestible y cuyos frutos también se comen, clemátide (esta no se come pero se llena de abejas que dan miel) de no menos espectaculares flores rojas, (por ejemplo) y pequeñas calabazas comestibles de flor amarilla o blanca y claro, perenne. Os pongo unas fotos de estas plantas pa que os regodeis la vista.





Esta es la Clemátide (Clematis spp) variedad Ernest Markham




Esta es la Flor de la Pasión, (Passiflora caerulea)







Esta es una calabaza que podría trepar por el aligustre, (Laceraria siceraria)


La segunda opción es más expeditiva, más furchera, más bruta. Se trataría de eliminar el aligustre desde arriba hacia abajo con musho cuidao para no volver a tronchar los naranjinos que hay debajo y una vez sacado el máximo posible de raíz tratar de llevar el pobre arriate a su sitio. Después plantaríamos algún arbolito para que vuelva con los años a taparnos de los vecinos, en ese periodo los naranjinos deberían crecer a mayor ritmo al no tener que competir con las raíces del aligustre y no recibir tanta sombra.



Los pobres naranjos se beneficiarían en los dos casos. ¿Qué árbol podríamos poner en sustitución del aligustre? Os pongo algunas opciones que deberíamos estudiar con mucho cuidao:



1.- Acacia de Constantinopla o Árbol de la Seda (Albizia julibrisin). No parece tener raíces muy agresivas, es bello, fija nitrógeno al suelo puesto que es leguminosa, su sombra no es muy espesa, no es muy longeva, huele bien y no es comestible. Ahí va una foto.



2.- Ailanto, Árbol de los Dioses, Árbol del Cielo o Zumaque falso (Ailanthus altissima). También muy bonito, sobre todo las hembras, quizás algo menos que el otro, tampoco parece tener raíces agresivas y su sombra también es poco densa. No se come y si aplastas las hojas huelen mal.




Foto tomada de arbolesornamentales.es




3.- Árbol del Coral, Eritrina, (Erythrina caffra). Otra leguminosa que fija nitrógeno con sus raíces poco heavys, del que se beneficiarían sus vecinos, los tenemos con y sin pinchos. Su sombra es más espesa y es de gran belleza.

4.- Árbol del Fuego, Árbol botella, Brachichito (Brachychiton acerifolius). Muy bello, raíces poco agresivas y sombra poco densa. No comestible. No sé si me gusta más que le llamen "Árbol del Fuego" o "Árbol Botella", lo primero por su floración y lo segundo por la cantidad de agua que almacena en su tronco.

5.- Árbol de Júpiter, Crespón, (Lagestroemia indica). En la línea del anterior, este con algunas propiedades medicinales.




Foto tomada de arbolesornamentales.es



6.- Tupelo (Nyssa sylvatica). Oriundo de la ciudad de Elvis Presley, se pueden comer sus frutos, a las abejas les flipa. Mirad que bonito es.



7.- Tulipanero (Liriodendron tulipifera). Muy bello, creo que no se nos helaría en Plasencia, se llama así porque sus flores son parecidas a los tulipanes. Huele muy bien. y con su madera se fabrican diversos utensilios.



8.- Tamarindo Rosa (Tamarix ramosissima). También es bello ¿verdad? se usa para estabilizar las dunas de modo que seguro que tiraría fenomenalmente en nuestro vergel, pero si nos iba a quedar chiquino posiblemente, leo por ahí en distintos sitios que alcanza una altura de 5 metros, igual lo ponemos detrás de las enredaderas en la opción uno.




9.- Árbol del sasafrás (Sassafras albidum). Bellísimo en otoño, aromático, tiene propiedades medicinales, produce un aceite con el que se fabrican jabones y de la raíz se puede obtener MDMA (extasis) pa la cosa de la droga. Buena cosa es que repele los mosquitos.



10.- Gingko biloba, Árbol de la Esperanza. Impresionante árbol por su historia, es un fósil viviente sobreviviente de Hiroshima. Ya tenemos uno en el jardín aunque mal ubicado porque apenas recibe luz.



El ejemplar de la izquierda tiene 1700 años, el de derecha el superviviente de Hiroshima


11.- Árbol de los farolillo, Jabonero de la China (Koelteuteria paniculata). Su belleza está en las hojas otoñales, los frutos y las flores, incluso en la posible formación en tronco retorcido, tampoco parece ser de raíz muy bruta, no hay que regarlo mucho...



12.- No si por opciones no era. La última a menos que mañana se me antojen mas, este es mu bonito, muy rústico, viene del frío de canadá (igual en casa no se pondría tan bonito), alcanza los 6 metros de alto, no le importa la sequía y eso igual quiere decir que manda las raíces para abajo y no es del tipo destroza-arriates, una leguminosa, de esas que enriquecen el suelo fijando nitrógeno, usada por los indios para comer tanto sus preciosas flores crudas como sus semillas tostadas o incluso las ramitas verdes (árbol de la especia le llamaban en Los Apalaches)... con todos ustedes y como última sugerencia por ahora, el Cercis canadensis, el primo romántico del archiconocido Ciclamor o Árbol del amor o de Judas (cercis siliquastrum).

lunes, 30 de mayo de 2011

Los Videntes del Camino

Hola a todos, queridos míos.

Hoy os traigo algo que me tiene enganchado: Algo grande, lleno de esperanza, una onda muy bien afinada que vibra en un armónico universal, un soplo de esperanza, una llamada a la rebeldía, al desarrollo personal. Muy similar a una homilía de cualquier credo pero sin más dogma de fe que el que creamos en nosotros mismos, en nuestra naturaleza, en nuestras fortalezas, esas que llevamos tanto tiempo oyendo que no son sino debilidades.

Es el llamado Wayseers Movement, el Movimiento de los Videntes del Camino.

http://www.wayseers.com/ayseers.com/

Algo grande está pasando: el 7 por un millón (500 entre 7 mil millones de seres humanos, que son los más ricos) poseen un nivel de vida y un acceso al bienestar obsceno e insostenible. Esa insostenibilidad no se demuestra en sus mansiones sino en las aldeas infectadas del Tercer Mundo. El Tercer Mundo, ese lugar que nos enseñaron que estaba tan lejos pero que está al doblar la esquina, en los suburbios donde no hay escuelas, bibliotecas o centros médicos. Esos lugares que destruye la ira de la naturaleza cuando responde a nuestras agresiones.

En algunas sociedades es posible criticarles y asociarse en movimientos como este o en plataformas como la de los indignados del 15 M. En la mayoría del territorio planetario esto es imposible por la represión política y económica, muchas veces militar, o bien porque los gerarcas han abolido derechos fundamentales, como la educación o el acceso a la salud para que la población sea ignorante y muera pronto.

Esconden la capacidad científica para mejorar las condiciones de vida, porque las malas condiciones de vida de los trabajadores - esclavos generan sus dividendos, venden avances tecnológicos que nos adocenan y amansan, porque nuestro seguidismo genera sus dividendos, devoran ecosistemas necesarios con el hormigón del progreso que genera sus dividendos, pero no corren con la factura de las pérdidas que provoca su irremediable colapso, cuando ya no está el ecosistema fagocitado para frenar la furia de las olas. Pero aquello se nos vende como progreso, porque a algunos, les genera dividendos. Modifican leyes que les permitan agarrarse al poder o escapar de la justicia, enredan su discurso con un lenguaje ininteligible para que no podamos comprender lo que realmente están haciendo, crean 2 problemas por cada nueva "ventaja" en los artículos de consumo para acelerar su obsolescencia tecnológica, disminuir su vida útil, o lograr que se pase de moda cuanto antes. Y todo esto genera muchísimos dividendos.

Sin embargo algo está cambiando. Ya no es tan fácil quemar o prohibir libros, Internet se les está viniendo encima como una potente fuerza unificadora, aún en pañales, pero en pleno crecimiento global. La crisis económica nos está haciendo ver, ha frenado nuestro consumismo y nos ha abierto los ojos. Ahora vemos que no éramos ricos cuando nos lo decían una y otra vez. Algunos nos atrevemos a dudar de las "verdades" coreadas por todos los mass - media, porque hay un medio de comunicación más potente que ellos, Internet.






Por eso ya están intentado desarrollar una ley para que el presidente USA tenga la capacidad de apagar INTERNET:
http://www.youtube.com/watch?v=CRxHm7RQ5xU




Se les están cayendo los palos del chozo, los pilares de las instituciones incontestables tienen carcoma: ¿Ha evitado alguna vez algún conflicto la ONU?, ¿El Fondo Monetario Internacional no hubiera servido para parar toda esta maniobra?, ¿O es que los que mueven los engranajes de esa maniobra están dentro del FMI?, ¿Cuál de los superorganismos es el que permite que cada vez produzcamos más alimentos pero estos sean cada vez más caros?, ¿Acaso no es una inmoralidad que el trigo cotice en bolsa?, ¿Cómo podemos asombrarnos de que haya tantas guerras si somos nosotros quien fabrica y les vende las armas?. Somos nosotros quienes provocamos el hambre que alimenta la guerra que compra nuestras armas, porque así es más barato comprar sus tesoros. Y eso genera muchísimos dividendos.

Y ya va siendo hora de que provoquemos algún cambio, porque viendo la indecencia e incompetencia de la clase política y lo duro de la crisis que ellos no supieron intuir a tiempo, ni a la que ahora tienen respuesta, ¡porque no son ellos los que mandan ni deciden! sino los mismos 7 por un millón que la generaron... ¡¡Ya está bien!!, ¿Cómo hemos llegado hasta aquí?, ¿Cómo es posible que haya más prohibiciones, reglas y normas, que hace 20 años, o más?, reglas que en muchas ocasiones aplaudimos encantados porque pensamos aliviados que ya se acerca una respuesta, porque al atentar contra ciudadanos más débiles nos parecen más justas esas medidas.

He tenido conocimiento de este Wayseers Movement gracias a Rafael Madera, mi buen amigo, que luego me ha echado la bronca por no verme en las concentraciones de los Indignados. Tienes muchísima razón. Espero que esta entrada bloguera redima en parte mi pecado. Os pongo el vídeo y os lo desarrollo en texto más abajo. La traducción se la debemos a MegaMau78, en youtube, muchas gracias, con lo mal que hablo y entiendo el inglés me hubiera costado un imperio.

Bueno, pues como ya ha pasado en otras ocasiones con este Blog tan malísimo de google, no ha habido huevos de subir el vídeo. Os pido disculpas, lo podéis ver directamente en el enlace que puse antes, o en este de youtube, por ejemplo:
http://www.youtube.com/watch?v=oWzIRRLnuaQ






Atención a todos vosotros los infractores, inadaptados y alboratodores. Todos vosotros espíritus libres, pioneros, todos vosotros visionarios e inconformistas:

Todo lo que el Sistema te ha dicho que hay de malo en tí es justo lo que hay de bueno en tí, vosotros veis cosas que otros no ven, estáis conectados para cambiar el mundo a diferencia de las 9 de cada 10 personas, tu mente es irreprimible y esto amenaza la autoridad. Naciste para ser revolucionario, no soportas las reglas porque en tu corazón sabes que hay un camino mejor. Tienes fuerzas peligrosas para el Sistema y éste las quiere eliminar. Por eso toda tu vida se te ha dicho que tus fuezas eran debilidades. Pues ahora te decimos lo contrario:

Tu impulsividad es un don, los impulsos son tu clave hacia lo milagroso, tu distracción es un artefacto de tu inspirada creatividad, tus cambios de humor reflejan el pulso natural de la vida: te aportan energía imparable cuando estás en lo alto y una profunda visión conmovedora del alma cuando estas en lo bajo. Cuando te lo diagnostican como un desorden, esa es la forma de la Sociedad para negar su propia enfermedad señalandote a tí.

Tu personalidad adictiva es solo un síntoma de tu vasta e infrautilizada capacidad para la heroica expresión creativa y conexión espiritual. Tu total falta de represión, tu idealismo de amplia visión, tu mente abierta sin mitigar, ¿Es que nadie jamás te dijo que estos son los rasgos compartidos por los más grandes pioneros y visionarios, innovadores, revolucionarios, procrastinadores y reinas del drama, activistas de la escena social, cadetes del espacio, disidentes, filósofos, abandonados, trajeados volando en aviones de combate, estrellas del futbol y adictos al sexo, celebridades con déficit de atención, alcohólicos en busca de novedad personal, de respuesta inmediata, profetas y santos, místicos y agentes de cambios?

Todos somos lo mismo, sabes, porque a todos nos afecta "El Camino"
Todos somos iguales, sabes, porque todos somos atraídos por la llama

En tu corazón sabes que hay un orden natural de la vida, algo más soberano a lo que cualquier regla o ley del hombre pudiera expresar. Este orden natural se llama "El Camino". El camino es el sustrato eterno del Cosmos que guía la misma corriente del espacio y el tiempo. El Camino es conocido por algunos como la Voluntad de Dios, Divina Providencia, El Espíritu Santo, El Orden Implicado, El Tao, Entropía Inversa, Fuerza Vital... pero por ahora simplemente lo llamaremos "El Camino".

El Camino se refleja en tí como la fuente de tu inspiración, la fuente de tus pasiones, tu sabiduría, tu entusiasmo, tu intuición, tu fuego espiritual, el amor. El Camino extrae el Caos del Universo y le sopla vida reflejando el orden divino. El Camino, experimentado con la mente, es la genialidad; percibido por los ojos, es la belleza; sentido con los sentidos, es la gracia; permitido en el corazón, es el amor.

La mayoría de la gente no puede sentir El Camino directamente, pero entonces hay Videntes del Camino (Wayseers), los guardianes de la llama. Los Videntes del Camino tienen una maña inexplicable para conocer el Camino, lo sienten en su propio ser, no pueden decirte ni por que ni como llegaron a la respuesta correcta, simplemente lo saben en sus entrañas, no pueden mostrarte su trabajo, así que no se lo pidas. Sus mentes simplemente resuenan con El Camino
cuando el camino está presente, también lo están ellos

Mientras otros están ciegos al Camino, y la Sociedad te pide olvidarlo, "El Camino" se revuelve en tu interior. La represión neurológica bloquea la conciencia del Camino de la mayoría. Censurando todo pensamiento e impulso del inconsciente está tu corteza prefrontal, "La Gestapo" del cerebro. Todo lo que viole su programación socializada ni siquiera penetra, pero tu mente es diferente: Tu mente ha sido rajada de par en par al camino por algún rasgo genético milagroso, alguna sustancia química psicotrópica o quizás sólo por la propia voluntad de tu alma. Las vías de recompensa de tu cerebro han sido secuestradas, la dopamina empleada para derrocar a la dictadura fascista de la corteza prefrontal, ahora tu cerebro está libre de represión, tu mente libre de censura, su conciencia expuesta a los mares turbulentos del inconsciente. A través de este portal abierto, la luz divina brilla sobre tu consciencia mostrándote "El Camino". Esto es lo que te convierte en un Vidente del Camino (Wayseer)

Un 90% de la civilización está poblada con aquellos cuyos cerebros están bloqueados al Camino, sus cerebros están conectados para hacer cumplir la programación social adoctrinados desde el nacimiento a diferencia de tí, no pueden romper esta programación porque aún no han experimentado la revolución mental necesaria. Estas personas programadas toman muy en serio las instituciones y reglas. La sociedad está repleta de juegos programados para mantener las mentes ocupadas, para que no se revelen. Estos juegos a menudo causan fijaciones enfermizas en protocolos peculiares, estructuras de poder, tabúes y dominación, todo tipo de sutiles formas de esclavitud humana , distintas formas de locura no solo son toleradas por las masas, sino insistidas
Los programados creen tan fuertemente en las reglas que están dispuestos a destruir a cualquiera que las viole, los videntes del camino son los que retan su farol ya que las mentes de los videntes del camino son libres para rechazar su programación social, los videntes del camino rápidamente ven las instituciones sociales por lo que son: juegos imaginarios. Los videntes del camino confortan a los perturbados y perturban a los acomodados ayudando a aquellos perdidos en estos juegos que se niegan a ayudarse a sí mismos. Es la vocación de muchos videntes del camino ya que los videntes del camino son los que mantienen el contacto con la fuente original de la realidad, son capaces de desvertebrar las convenciones sociales, incluso a los gobiernos con tal de realinear a la humanidad con el Camino.

Los Videntes del Camino son un antiguo linaje, una especie de sacerdocio, portadores de la llama, los que están "en el saber", siempre ha de haber Videntes del Camino para reformar el vertiginoso girar de los engranajes de la sociedad psicótica. Gigantescas ruedas de hámster sin sentido oscureciendo el cielo azul puro, manteniendo a la humanidad encadenada en una jaula oscura. Por eso son llamados los Videntes del Camino, para arrojar luz sobre la demencia de la sociedad, para resucitar continuamente el eterno trascendente Espíritu de la Verdad. Los Videntes del Camino revelan esta verdad divina dedicándose al nacimiento de algún acto creativo o disruptivo expresado a través del arte o de la filosofía, innovaciones para sacudir la industria, revoluciones por la democracia, golpes de estado que tambalean la hipocresía, movimientos de solidaridad, cambios que dejan legado, rebeliones contra políticas, tecnología infundida de espíritu, momentos de claridad, cosas que retan la barbarie, cuencas hidrográficas de sinceridad, unidades trascendentales para la claridad.

Todos somos lo mismo, sabes, porque a todos nos afecta "el camino"
Todos somos iguales, sabes, porque todos somos atraídos por la llama

Esta es tu vocación Vidente del Camino. Has encontrado tu tribu. Bienvenido a casa.

jueves, 28 de abril de 2011

Charlando en los Bares: Los peligros de Internet











Esta humilde entrada está dedicada a la memoria de Ricardito, un señor bondadoso y generoso como pocos que siempre nos hacía los días entrañables y divertidos. ¡¡Cómo nos habrás hecho de reir, amigo!!




Queridas amigas y amigos, aquí está de nuevo La Furcheta lista para contaros sus cosillas. Lo primero que tengo que hacer, como casi siempre, es pediros disculpas por mi larga ausencia. A modo de excusa os diré que he estado en Valencia de Alcántara trabajando y que no he tenido tiempo... y que allí no tenía máquina de escribir... ¡Más falso que Judas!, porque en alguna ocasión he escrito a boli y precisamente eso ha ocurrido en Valencia de Alcántara. Por cierto, ¿vosotros os entendéis vuestra propia letra?. Yo casi tengo que escribir en mayúsculas pa entenderme. Bueno, en la vida cotidiana muchas veces tengo que hacer como que me entiendo, en general, no sólo la escritura, pa no enfadarme yo a mí misma.






Pues eso que aquí estoy de nuevo, y con una máquina de escribir nueva, uno de esos Notebus con las teclas mu chequeninas. Cada dos por tres tengo que "estresar patrás" porque he confundío la tilde con la coma o porque estas manazas mías de dedos mataos y parestésicos no están hechas para estos inventos.



Lo que más claro tengo en estos momentos en que me dispongo a tejer mi discurso no es precisamente el discurso. Es la música que os voy a poner, y es que de vez en cuando me encuentro con algunas joyitas en mi disco duro. En 1964 Quincy Jones editó un álbum de estudio con música de Henry Mancini. De este álbum os voy a poner los cortes 1 y 7: "Baby Elephant Walk" y "The Pink Panther Theme".






O sea que como mínimo tengo que mantener vuestro interés durante 6 minutos y medio. ¡Vamos a intentarlo!:






Antiel in the night estuve tomando unas copillas con mi buena amiga Mª Paz y estuvimos hablando de los "peligros" de las redes sociales, la feisbur, el tuiter y tal. Ahora, sin copillas ni Mª Paz a mi vera, le he puesto comillas al peligro, (según mi padre, lo que yo proceso por el peligro es una poderosa atracción, una admiración magnética o algo así, como la de los habitantes de Haven en la novela "Los Tommyknockers" de Stephen King), aquella noche, Pachu y yo hablábamos del ¡¡¡peligro!!! de la feisbur, con mucha admiración.






Ella me conminó a que escribiera sobre ello. He estado dando una vueltina por internet a ver si me orientaba un poco y me he encontrao con la "Ley Facebook" de Angela Merkel. ¿Cómo pretenderán aplicarla?. Se trata de que ningún empresario alemán podría despedir, o no contratar, a un empleado por lo que encuentre de él en las redes sociales. ¡¡Vamos que si podrá!!, con que no se sepa que ha tenido acceso a esa información por medio de las redes sociales. Os pongo un enlace que me temo no funcione, tendríais que copiarlo en la barra de navegación.






http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Alemania/prohibe/jefe/buscar/datos/empleado/Facebook/elpepisoc/20100827elpepisoc_3/Tes



¿Cuántos departamentos de empresas tendrán la costumbre de investigar a sus empleados, clientes, proveedores, etc, a través de los datos que nosotros mismos colgamos en las redes sociales?. Pues muchos. Y compañeros de trabajo que te quieren joder, exnovios, el empleado que perdió el puesto que ahora tienes tu... Hay que tener cuidado de a quien admitimos como amigo en las redes sociales, puede ser tu jefe. Algunas veces él mismo, (en mi caso ella misma, pues casi siempre he tenido jefas), te solicitará que la agregues como amiga. Y entonces pensarás, "es que no admitirla puede ser muy violento". Vosotros mismos, pero sobre todo tened mucho cuidado con lo que colgáis.






Se parece mucho a cómo te comportas el día de la cena de empresa o el día este de actividades corporativas, tipo "Todos al campo a conocernos mejor mientras jugamos a la guerra", si, si, el Painball este. ¿Qué es lo más chachi?, pues que el mayor pedo se lo coja el jefe o que al tontín de la India que te quitó el puesto le caigan la mayor parte de los balazos de pintura.






Pero claro, no sólo es cuestión de cómo tú te comportas, sino que es esencial a quién te arrimas, porque hay gente muy patosa que mancha. Y en las redes sociales hay muchísimo de esto:






Juan Francisco pidió a su jefe aquel día libre (viernes, claro) para poder resolver su mudanza. Realmente la mudanza la tenía más que resuelta, apenas tenía cuatro muebles y un sinfonier (nunca he tenido muy claro qué mueble es un sinfonier pero he pasado la vida escuchando esta palabra que tampoco sé muy bien cómo se escribe, tiro de wikipedia pa enterarme).






Lo que realmente tenía planeado Juan Francisco era acudir a la caravana de palomos cojos de Badajoz, pero con tiempo, o sea, de juerga con sus amigotes desde el jueves por la noche. Se lo pasa en grande, se hacen mogollón de fotos y... ¡¡¡Horror!!!, aparecen dichas fotos en su Twitter, con comentarios del tipo "qué bien nos lo pasamos con la mudanza del sinfonier", "menos mal que coló lo de la mudanza y me he librao de la reunión de Cincinnati".






Y digo yo, ¿Cómo pretendías que se fuera a escribir "sinfonier"?. Lo peor es que no ha sido Juan Francisco el que ha colgado las fotos, sino su amiga María Teresa.






Obviamente José Javier, el jefe, al despedirle no le dice que lo hace porque sea Gay, eso no puede saberlo si no es accediendo a su Twitter, lo hecha porque se ha enterao de que aún no se ha mudado y la reunión ha sido un desastre por su ausencia. Pero José Javier sabe perfectamente todo porque en el Twitter se llama Bárbara Susurros y es Cheersleader de los Oklahoma Nuts. Juan Francisco la agregó como amiga porque le gustó mucho aquella entrada acerca de los desmanes ecológicos de Bush que leyó en su Blosh. ¿Nada menos que en Cincinati era la reunión?. Es que me prestaba muchísimo, es casi tan difícil de escribir como Massachusett.


video






Decía mi Pachu aquella noche que el problema es que no nos damos cuenta del alcance de las nuevas tecnologías, de sus repercusiones, de sus peligros... van muy deprisa y nosotros nos abrazamos a ellas sin el conocimiento suficiente. ¿Quién no ha tenido dolor de cabeza de tanto hablar por el móvil?, y esta misma persona, antes del móvil, ¿no tenía trabajo o qué?, ¿cómo podría vivir, viéndola ahora colgada del aparatito?. Yo he visto a personas muy queridas pasar de no usar apenas el móvil a tenerlo constantemente en la mano pa consultar la wikipedia. Claro y es que poder consultar en cualquier momento una enciclopedia, sin forzar la muñeca para sujetar un libraco, pues presta mucho, claro que sí.




Lo que pasa es que a veces nos llevamos algunas sorpresas como por ejemplo que los que de verdad saben algo de todo esto sean capaces de obtener tus datos bancarios a través de la Xbox, que te puedan meter un virus informático en el móvil, que el día que necesitas recibir un correo electrónico no puedas porque esta lleno de Spam, que la publicidad que recibes en tu ordenador sea de productos que te apetecen teóricamente, (a mí me salen mogollón de tías buenas), que en el trabajo todo el mundo conozca ciertas "habilidades" tuyas…






A personas como a mí muchas de estas cosas le resbalan olímpicamente, lo primero que colgué en mi Facebook fue mi culo blanquito en una cala del Mediterráneo, pero hay gente muy vulnerable y especialmente los menores de edad. Tengamos un poco de cuidao, aprendamos a usar los “avances” tecnológicos y vigilemos lo que hacen nuestros hijos con el internet porque es muy fácil que se vean en situaciones desagradables. Bueno queridos míos, creo que ya está bien por hoy, voy a buscar material para ilustrar esto y marcho pa la cama con mi chavala, que ella sí pertenece a la vida real y yo no soy un avatar del Second Life. Un beso fuerte de La Furcha.






Pies de Foto. Tan harto estoy de pelear con los párrafos que se me hace un mundo intentar que queden en su sitio los pies de fotos, de modo que los pongo aquí.



1.- The Tommyknockers. Imagen de la pinícula dirigida por John Power, en 1993, basada en la novela del mismo título de Stephen King, de 1987, quien declaró: . "Fue la mejor metáfora de las drogas y el alcohol que se le ocurrió a mi cerebro, cansado y sometido a un estrés brutal".



2.- Paintball. La Sporting Goods Manufacturer's Association estima que aproximadamente 10 millones de estadounidenses juegan anualmente al paintball.
3.- Un bonito sinfonier de mediados del siglo XX.
4.- Precioso vídeo de youtube, con música de los AC DC, (Thunderstruck): http://www.youtube.com/watch?v=tO19Q7peE38.
Tributo a las cheerleader de los Tampa Bay Bucaneers. Ni que decir que los "Tuercas de Oklahoma" me los he inventao.



4.- Muñecote creado por fgpaez, para describir el fenómeno del Spam, bombardeo masivo de publicidad y correo basura a los usuarios de internet.
http://www.youtube.com/watch?v=QQu8IcEulBU